SISTEMA NERVIOSO

 

El sistema nervioso está formado por un conjunto de estructuras que controlan el funcionamiento de nuestro cuerpo, bien sea voluntariamente, bien sea involuntariamente (reflejos y actividades automáticas). A la célula del sistema nervioso la llamamos neurona.

El sistema nervioso está formado por:

Sistema nervioso central. Compuesto por el encéfalo y la médula espinal (ambos recubiertos por hueso).

Sistema nervioso periférico. Los nervios del organismo. Sistema nervioso autónomo. Son el sistema simpático y el sistema parasimpático, que ejercen funciones de control.

 

LA NEURONA

Es la unidad funcional del sistema nervioso. Está formada por tres partes: Cuerpo, que tiene un núcleo y unas granulaciones. Su tamaño es variable.

Dendritas, unas prolongaciones cortas que salen del cuerpo celular y que son múltiples.

Axón o cilindroeje, la prolongaci6n más larga de la célula; es única en cada una de ellas.

 

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema nervioso central se encuentra formado por dos partes: el encéfalo y la médula espinal.

El encéfalo se encuentra dentro del cráneo y engloba al cerebro, situado en la parte anterior y superior, el cerebelo, situado por detrás y abajo del anterior, la protuberancia anular y el bulbo raquídeo.

El encéfalo tiene forma de ovoide y su peso oscila entre los 1000 y 2000 gramos, considerándose patológicos aquellos que o bien superen ese peso (macrocéfalos) o bien no lleguen a alcanzarlo (microcéfalos).

El encéfalo se encuentra dividido en lóbulos: frontal, temporal, parietal y occipital. Dentro de cada lóbulo se encuentran unas pequeñas depresiones, llamadas surcos, que nos permiten delimitar en su interior unas elevaciones o circunvoluciones, que a su vez, se dividen por otras pequeñas depresiones, denominadas incisuras.

El encéfalo, se divide además, en dos hemisferios, los cuales se encuentran separados por un surco muy profundo llamado hendidura interhemisférica, el fondo de la cual, vendrá representado por el cuerpo calloso.

 

LOS PARES CRANEALES

Son doce pares de nervios que se originan en el encéfalo y se dirigen directamente hacia sus territorios correspondientes, atravesando el suelo óseo de la base del cráneo y las diversas capas meníngeas (duramadre, piamadre y aracnoides).

Las principales misiones que tienen asignadas estos nervios son:

I par craneal:nervio olfatorio.

II par craneal: nervio óptico.

III par craneal: nervio motor ocular común.

IV par craneal: nervio patético.

V par craneal: nervio trigémino.

VI par craneal: nervio motor ocular externo.

VII par craneal: nervio facial.

VIII par craneal: nervio acústico.

IX par craneal: nervio glosofaríngeo.

X par craneal: nervio vago.

XI par craneal: nervio espinal.

XII par craneal: nervio hipogloso.

 

LA MEDULA ESPINAL

La médula espinal se encuentra en el interior del conducto raquídeo.

No tiene un grosor uniforme ya que se puede apreciar un ensanchamiento a nivel cervical y otro a nivel lumbar. Su extremo inferior termina en forma de cono, por lo que se llama cono medular o filum terminal.

La superficie de la médula no es lisa, ya que se encuentra recorrida por dos surcos, que reciben el nombre de cisura media ventral y cisura media dorsal, respectivamente. A ambos lados de las mismas, se hallan otros surcos, denominados surcos ventrolaterales y dorsolaterales, respectivamente. Por los primeros emergen las raices anteriores de los nervios raquídeos y por los segundos los nervios posteriores.

 

SISTEMA NERVIOSO PERIFERICO

Entendemos por sistema nervioso periférico al conjunto de raíces nerviosas que emergen de la médula espinal y del tronco del encéfalo. Dichas raíces nerviosas se denominan nervios raquídeos y craneales, respectivamente.

Los nervios raquídeos se originan por dos raíces, que proceden del asta anterior de la médula y del asta posterior. Inmediatamente después de la salida del nervio de la columna, el nervio raquídeo se bifurcará en una rama posterior, que inervará a la musculatura de la espalda y la superficie cutánea correspondiente, y una rama anterior que se unirán entre sí, a determinados niveles, formando los plexos.

 

De esta forma los cuatro primeros nervios cervicales, formarán el plexo cervical; del quinto cervical al primero dorsal, formarán el plexo braquial, que inervará la cintura escapular y el miembro superior; del primer al cuarto lumbar, se formará el plexo lumbar, que se unirá al plexo sacro, formado por del quinto lumbar al tercer sacro, por lo que se puede hablar del plexo lumbosacro.

 

SISTEMA NERVIOSO VEGETATIVO

El sistema nervioso vegetativo, o autónomo, es la parte del sistema nervioso que controla las funciones inconscientes viscerales, tan importantes para el funcionamiento de nuestro organismo. Controla acciones tan diversas como la potencia del latido cardiaco, la secreción de sudor y saliva, etc.

Está constituido por una cadena nerviosa, localizada a ambos lados de la columna, y que va desde la región cervical hasta la sacrococcígea.

Entre el S.N.C. y el órgano efector, el sistema nervioso vegetativo, presenta siempre una estación intermedia representada por un ganglio, que se agrupan en tres tipos, dependiendo de donde se localicen: un primer grupo que constituyen los troncos simpáticos vertebrales, localizados a lo largo de la columna; un segundo grupo, alrededor de la aorta, que se encuentra formando plexos en torno a dicha arteria, entre los que se encuentran el celiaco, y el mesentérico; y por último, un tercer grupo, más periférico, alrededor o incluso dentro de la propia estructura que van a inervar.

En este sistema hay dos tipos de acciones completamente opuestas entre sí y canalizadas por dos tipos diferentes de vías:

El sistema nervioso simpático. Está formado por una serie de ganglios unidos entre sí en forma de cadenas, a ambos lados de la columna vertebral, y por algunos otros ganglios alejados de ella. De estas estructuras salen gran cantidad de fibrillas que se dirigen hacia todo el organismo. Las acciones más importantes del sistema nervioso simpático son: aumento del metabolismo y de la actividad cerebral; dilatación de los bronquios; dilatación de la pupila (midriasis); aumento de la sudoración; aumento del ritmo y de la potencia del corazón; aumento de la presión sanguínea, gracias a la constricción de las arterias y arteriolas; estimulación de las glándulas suprarrenales para que segreguen noradrenalina, la cual a su vez mantiene estas acciones.

El sistema nervioso parasimpático. Las fibras de este sistema salen del sistema nervioso central a través de algunos nervios craneales y sacros. La mayoría de las fibras parasimpáticas discurren con el X par craneal o nervio vago, el cual inerva a los pulmones, corazón, estómago, intestino, hígado, vías biliares y vías urinarias. Las principales acciones parasimpáticas son: contracción de la pupila (miosis) y enfoque de la visión según la distancia; aumento de la secreción nasal, de saliva y de lágrimas; aumento de los movimientos y secreciones intestinales; disminución del ritmo y de la potencia cardíacos; disminución de la presión arterial; regulación de las vias biliares y urinarias.


 


Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024