MERIDIANOS

 

Los meridianos transportan el Qi y la sangre a todas las partes del organismo. Hay dos categorías fundamentales:

-MERIDIANOS PRINCIPALES. Son doce. Estos meridianos son las vías principales de circulación de Qi y de sangre.

-MERIDIANOS ANEXOS. Son ocho. Desarrollan una función de coordinación y regulación de los doce meridianos.

 

-MERIDIANOS PRINCIPALES

Los doce meridianos principales circulan cada uno bilateral-mente y de manera simérica sobre los cuatro miembros, el tronco, la zona cervical y la cabeza. Están divididos en seis meridianos de mano y seis de pie según su topografía y se diferencian en meridianos Yin que son afiliados a las vísceras y los meridianos Yang afiliados a las entrañas, portando cada uno el nombre del órgano afiliado.

Los meridianos Yin circulan a nivel de la cara anterior e interna del miembro superior y de la cara anterior del miembro inferior y los merianos Yang a nivel de la cara posterior y externa del miembro superior y a nivel de la cara anterior, externa y posterior del miembro inferior.

 

MERIDIANO DE PULMON

Nace a nivel del Jiao medio, desciende para circular por el intestino grueso, asciende pasando por el píloro y el cardias, atraviesa el diafragma hasta llegar a los pulmones, que recorre. De los pulmones asciende a la faringe y se dirige tranversalmente hacia afuera y de la zona axilar desciende por la parte anterior de la cara interna del brazo y circula por la parte externa de la cara anterior del codo, del antebrazo, de la eminencia tenar y por fin termina en la extremidad del pulgar.

Otr rama recorre la muñeca y se dirige por la cara dorsal de la mano hasta la extremidad del borde radial del índice, donde comunica con el meridiano del intestino grueso.

 

MERIDIANO INTESTINO GRUESO

Nace en el lado radial de la extremidad del índice, asciende hacia el hombro pasando por el lado externo de la cara posterior del brazo y de la zona anterior a la articulación escapulo-humeral, se dirige hacia atrás hacia la apófisis espinosa de la séptima vértebra cervical. El meridiano se dirige luego delante hacia el triángulo supraclavicular donde penetra en profundidad en la cavidad torácica para circular por los pulmones y en seguida descender atravesando el diafragma para terminar circulando en el intestino grueso.

Otra rama asciende desde el triángulo supraclavicular, pasando por la zona cervical anterior y por la zona maxilar, penetra y recorre la dentadura del maxilar inferior. Luego sale y va a circunscribir las comisuras de los labios y sobre el labio superior se cruza con su rama homolateral para terminar en su lado opuesto por fuera de a base de la nariz donde comunica con el meridiano de estómago.

 

MERIDIANO DE ESTÓMAGO

Nace lateralmente a la base de la nariz, asciende al ángulo ocular interno donde encuentra al meridiano de vejiga. El meridiano de estómago desciende luego verticalmente debajo del ojo, penetra y recorre la dentición del maxilar superior para salir al lado de la comisura de los labios y circunscribir la boca y debajo de ésta última se cruza con su rama homolateral. Desde la boca, el meridiano se dirige hacia atrás y bordeando el maxilar inferior hace una imflexión hacia arriba para llegar a la zona antero-auricular y asciende hasta penetrar en la zona del cuero cabelludo temporo-frontal.

Otra rama desciende desde la porción horizontal del maxilar inferior, a lo largo de la cara anterior, se dirige atrás hacia la apófisis espinosa de la séptima vértebra cervical para nuevamente incurvarse hacia adelante hasta el triángulo supraclavicular. Esta rama penetra en la cavidad torácica, desciende, atraviesa el diafragma y va a circular por el stómago y el bazo.

La rama directa desciende, del triángulo supraclavicular siguiendo una vertical que pasa por el punto clavicular medio y el pezón, pasa a dos pulgadas fuera del ombligo hasta el canal inguinal.

Otra rama se destaca desde el píloro y desciende circulando en profundidad en la cavidad abdominal para juntarse con la rama directa en el canal inguinal. Esta rama desciende luego sobre la cara anterior de la pierna hasta la rótula, bordeando en un segundo tiempo la tibia hasta la cara dorsal del pie para terminar en el lado externo de la extremidad del segundo dedo del pie.

Otra rama se destaca de la cara dorsal del pie, para ir juntándose con el meridiano del bazo, en el borde interno de la extremidad del primer dedo del pie.

 

MERIDIANO DEL BAZO

Nace en el borde interno de la extremidad del primer dedo del pie, recorre el borde interno del pie a nivel del cambio de textura entre el tejido cutáneo plantar y el tejido cutáneo dorsal del pie. Asciende luego pasando por delante del maleolo interno para subir verticalmente sobre la línea media de la cara interna de la pierna y a ocho pulgadas encima del maléolo interno cruzando delante del meridiano de hígado. Asciende luego a lo largo del borde anterior de la cara interna del muslo, penetra en la cavidad abdominal para ir circulando por el bazo y el hígado y después seguir su ascenso a través del diafragma. Asciende por una parte y otra del esófago hasta la base de la lengua.

Otra rama sale del estómago, asciende y atraviesa el difragma, penetra en el corazón y comunica con el meridiano del corazón.

 

MERIDIANO DEL CORAZÓN

Nace en el corazón y después de haberlo recorrido desciende atravesando el diafragma hasta el intestino delgado por donde circula.

Otra rama sale del corazón, asciende por una parte y otra sale del esófago para terminar en los ojos.

La rama directa sale del corazón, asciende hasta los pulmones, emerge en la axila para descender a lo largo del borde interno de la cara anterior del miembro superior. Desciende entre el cuarto espacio intermetacarpiano, pasa a lo largo del borde externo del quinto dedo hasta su extremidad donde comunica con el meridiano del intestino delgado.

 

MERIDIANO DEL INTESTINO DELGADO

Nace en la extremidad del quinto dedo en su parte externa, asciende a lo largo del borde interno de la mano y la parte interna de la cara posterior del miembro superior. A nivel de la cara posterior del hombro, el meridiano circunscribe la escápula y se dirige hacia la apófisis de la séptima vértebra cervical para después inclinarse hacia adelante hasta el triángulo supraclavicular. Una vez en el triéngulo supraclavicular, el meridiano penetra en la cavidad torácica, va a circular por el corazón, desciende a lo largo del esófago, atraviesa el diafragma, alcanza el estómago para finalizar en el intestino delgado.

Otra rama sale del triángulo supraclavicular, asciende a lo largo de la zona maxilar en dirección al ángulo ocular externo para terminar circulando hacia atrás y penetrar en la oreja.

Otra rama se destaca de la zona maxilar y se dirige hacia el ángulo ocular interno, para comunicarse con el meridiano de vejiga.

 

MERIDIANO DE LA VEJIGA

Nace en el ángulo ocular interno, asciende verticalmente pasando por la frente hacia el vértice craneal donde se cruza con su rama homolateral.

Otra rama desciende desde el vértice craneal hacia el vértice del pabellón auricular.

La rama directa sale del vértice craneal, se dirige hacia atrás hacia la zona occipital para penetrar en el cerebro. El meridiano desciende por la zona cervical posterior hasta la apófisis espinosa de la séptima vértebra cervical y sigue su descenso en la zona paravertebral a una pulgada y media por fuera de la línea de las espinosas. A nivel de la zona lumbar, el meridiano penetra en la cavidad abdominal para circular por los riñones y la vejiga.

Otra rama se destaca en la zona lumbar, atraviesa la zona glútea y sigue descendiendo por la parte externa de la cara posterior del muslo hasta el centro del hueco poplíteo.

Otra rama se destaca de la cara cervical posterior y desciende para circular en la zona paracervical tres pulgadas por fuera de la línea de las apófisis espinosas. Esta rama desciende atravesando la zona glútea y va a unirse a la rama mencionada antes a nivel del hueco poplíteo. Sigue descendiendo en la cara posterior de la pierna entre los dos gemelos hasta el maléolo externo el que contornea por abajo, siguiendo su camino en el borde externo del pie hasta el borde externo de la extremidad del quinto dedo del pie donde comunica con el meridiano de los riñones.

 

MERIDIANO DE LOS RIÑONES

Nace en la parte inferior del quinto dedo del pie y se dirige hacia atrás y adentro hasta el centro de la cara plantar del pie. Sale luego por debajo de la tuberosidad del escafoides y asciende contorneando el maléolo por abajo y atrás, penetra en el tendón de aquiles y asciende por la parte posterior de la cara interna del muslo, de la rodilla y de la pierna. Fianalmente penetra en el coxis, asciende por el raquis y llega a los riñones y la vejiga, por dentro de los cuales circula.

La rama directa se desliza por los riñones, atraviesa el hígado, el diafragma y asciende hasta la base de la lengua pasando por la faringe.

Otra rama va por los pulmones para ir circulando por el corazón y la cavidad torácica, para finalmente comunicar con el meridiano de corazón.

 

MERIDIANO DEL PERICARDIO

Nace en la cavidad torácica donde circula por el pericardio y se inclina hacia abajo atravesando el diafragma, para circular por el Jiao superior, medio e inferior.

Otra rama se desplaza por la cavidad torácica para emerger tres pulgadas debajo del hueco axilar, sobre la cara lateral del tórax. La rama asciende hasta el hueco axilar para descender en seguida a lo largo de la zona media de la cara anterior del miembro superior hasta la mano, pasando por el borde radial del dedo medio hasta su extremidad.

Otra rama se desplaza de la cara palmar de la mano y contornea el lado cubital del anular hasta su extremidad para comunicarse con el meridiano del San Jiao.

 

MERIDIANO DEL SAN JIAO

Nace en el lado cubital de la extremidad del dedo anular, asciende a lo largo del borde cubital del anular hasta la cara dorsal de la mano y de la muñeca y asciende a lo largo del antebrazo, circulando entre el cúbito y el radio. El meridiano sigue ascendiendo en la zona media de la cara posterior del brazo hasta el hombro, donde se dirige adelante para penetrar en el triángulo supraclavicular. El meridiano desciende en la zona esternal, circula por el pericardio, atraviesa el diafragma y va a circular por el Jiao superior, medio e inferior.

Otra rama se destaca de la zona esternal, asciende al triángulo supraclavicular y se dirige hacia la apófisis espinosa de la séptima vértebra cervical. La rama asciende a la cara posterior de la zona cervical. La rama asciende ala cara posterior de la zona cervical, contornea por detrás de la oreja, asciende hacia el vértice del pabellón de la oreja, se inclina hacia la zona maxilar para dirigirse a la zona infraorbital.

Otra rama desde la zona post-auricular, penetra en la oreja para salir otra vez delante de ella y ascender hacia el arco cigomático. Esta rama encuentra la precedente en la zona maxilar y se dirige hacia el ángulo ocular externo donde comunica con el meridiano de la vesícula biliar.

 

MERIDIANO DE LA VESÍCULA BILIAR

Nace en el ángulo ocular externo, asciende al ángulo temporo-frontal, se inclina hacia la parte retroauricular para incurvarse otra vez hacia arriba hasta la zona frontal. El meridiano desciende pasando por la zona cervical posterior, el hombro, hasta la apófisis espinosa de la séptima cervical y con una inflexión hacia adelante se posa en el triángulo supraclavicular.

Otra rama de la zona retroauricular penetra en la oreja, para salir de nuevo delante de ella y llegar detrás del ángulo ocular externo.

Otra rama parte del ángulo ocular externo, desciende hacia la rama vertical del maxilar inferior donde se une y circula con una rama del meridiano del San Jiao, continuando l trayecto hasta la zona infraorbital. Siempre acompañado de la rama del San Jiao, desciende pasando por la zona cervical anterior hasta el triángulo supraclavicular. La rama penetra luego en la cavidad torácica, atravesando el diafragma, va a circular por el hígado y la vesícula biliar, recorre las caras laterales de la caja torácica para emerger después en la zona inguinal, circunscribir los órganos genitales externos y desviarse lateralmente hacia el glúteo.

La rama directa desde el triángulo supraclavicular se dirige hacia el hueco axilar, desciende por las caras laterales del tórax hasta el glúteo donde se une con la rama precedente para descender por la cara externa del arco inferior. Esta rama pasa adelantedel peroné hasta su extremidad inferior donde emerge delante del meléolo externo, recorre la cara dorsal del pie para terminar en el lado externo del cuarto dedo del pie.

Otra rama se desliza por la cara dorsal del pie para dirigirse hacia el lado externo del primer dedo del pie y reunirse con el meridiano del hígado en la zona posterior a la uña.

 

MERIDIANO DEL HÍGADO

Nace en la cara dorsal del primer dedo del pie, en la zona posterior a la uña, asciende a lo largo de la tibia, hasta ocho pulgadas más arriba del maléolo interno donde cruza hacia atrás el meridiano del bazo. El meridiano asciende a lo largo de la cara interna de la rodilla, de la pierna, circunscribe los órganos genitales externos, llega al hipogastrio, asciende lateralmente al estómago y llega a circular por la vesícula biliar y el hígado. El meridiano sigue ascendiendo, atravesando el diafragma, recorriendo las caras laterales de la caja torácica, asciende posteriormente a la faringe, penetra en la zona rinofaríngea, pasa por los ojos y la frente para terminar en el vértice craneal y comunicar con el meridiano Du Mai.

Otra rama se destaca a nivel ocular, desciende hacia la zona maxilar y circunscribe la boca.

Otra rama parte del hígado, atraviesa el diafragma, asciende hacia los pulmones para comunicar con el meridiano de los pulmones.

 

-MERIDIANOS SUPLEMENTARIOS

Los ocho meridianos suplementarios son Du Mai, Ren Mai, Chong Mai, Dai Mai, Yin Qiao Mai, Yang Qiao Mai, Yin Wei Mai, Yang Wei Mai. Y a diferencia de los doce meridianos principales no tienen unas reglas de circulación precisas, no están directa-mente relacionados con un órgano y no forman ninguna pareja de tipo víscera-entraña.

Las funciones de los meridianos suplementarios son:

1. Intensificar la comunicación entre los doce meridianos principales.

Los meridianos Yang Wei y Yin Wei tutelan y facilitan la circulación respectivamente del Yang y y del Yin.

Los meridianos Yang Qiao y Yin Qiao facilitan la comunicación del Yang y Yin de todo el organismo, tutelan por razones topográficas la función motriz del miembro inferior y la función ocular. En estos meridianos circula el potencial de defensa superficial, cuando circula en el Yang Qiao causa el estado de vigilia y cuando circula en el Yin Qiao causa el estado de sueño.

El meridiano Dai Mai tiene la función de contención de los meridianos circulando al nivel abdominal y lumbar, constituyendo una "faja abdominal".

El meridiano Chong Mai es el regulador del Qi y de la sangre de todos los meridianos. También se le considera como la reserva de sangre del organismo.

El meridiano Du Mai controla todos los meridianos Yang del cuerpo.

El meridiano Ren Mai controla todos los meridianos Yin del cuerpo y está estrechamente relacionado con el aparato genital.

2. Regular la circulación del Qi y de la sangre de los doce meridianos principales. El exceso de Qi y de sangre en los doce meridianos se evacúa en los ocho meridianos suplementarios y viceversa, en caso de insuficiencia se efectúa un aporte derivado de los ocho meridianos suplementarios a los principales.

La fisiología de los ocho meridianos suplementarios está estrechamente ligada a la del hígado, riñones, útero, cerebro, médula y otros órganos anexos.

 

DU MAI

Nace a nivel del hipogastrio (útero en la mujer), desciende para emerger en el perineo, se inclina hacia la espina vertebral por la cual circula ascendiendo hasta la zona cervical posterior donde penetra y circula por el cerebro. El meridiano sigue luego la línea mediana antero-posterior de la cabeza, pasando por el vértice craneal, la frente, la nariz, el labio superior y termina en la encía superior.

 

REN MAI

Nace a nivel del hipogastrio (útero en la mujer), desciende para emerger en el perineo, asciende por el pubis y siguiendo la línea longitudinal media del cuerpo alcanza la faringe, finalmente se separa en dos ramas que terminan cada una en la zona infraorbitaria.

Ren Mai y Du Mai tienen la particularidad de tener una circulación unilateral en la línea longitudinal media del cuerpo.



Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024