EJERCICIOS PARA MANOS Y DEDOS

 

1º EJERCICIO:

Cerrar lentamente la mano, todo lo que sea posible hasta formar un puño. Para ayudar a lograrlo, es aconsejable sujetar y apretar con la palma de la mano una pelotita blanda de las de goma o caucho o incluso una esponja de espuma de las de baño para oponer cierta resistencia al ejercicio y así fortalecer la musculatura de la mano. En caso de que la realización de este ejercicio resulte difícil o imposible, puede ayudarse con la mano sana. En ocasiones y para lograr aumentar la relajación y flexibilidad de los dedos, es aconsejable realizar estos ejercicios en un recipiente con agua caliente.
Este ejercicio se repetirá varias veces durante el día, cuantas más mejor (de 15 a 20 por sesión) procurando evitar que resulte doloroso, si bien en ocasiones pueden aparecer discretas molestias que no son motivo para su supresión.

 

2º EJERCICIO:

Abrir la mano y extender los dedos al máximo ayudándose si fuera preciso con la otra mano o aplicando y apretando la palma de la mano contra el plano de una mesa.

 

3º EJERCICIO:

Con la mano abierta separar los dedos en forma de abanico, lo máximo posible.

 

 

4º EJERCICIO:

Con el pulpejo o yema de cada uno de los dedos intentar contactar por separado con el pulpejo del dedo pulgar.


 


Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024