IRIDOLOGÍA: PRINCIPIOS BÁSICOS

 

La iridología es la ciencia que estudia el iris del ojo para descubrir en él las características de una persona y su poder de recuperación ante una enfermedad. La iridología estudia los desórdenes patológicos y funcionales del organismo, así como las calidades de sus tejidos, sangre y linfa, y el estado de cada uno de sus órganos.

La iridología revela también los depósitos de drogas, acumulados en los tejidos, así como las herencias y la deficiencia en nutrición. Las deficiencias orgánicas se pueden ver en el iris antes de que se manifiesten en forma de síntomas, así es que pueden prevenir futuras afecciones orgánicas.

Por todo esto el examen iridológico permite realizar una anamnesis completa del paciente, es decir, reunir todos sus datos hereditarios y personales anteriores a la enfermedad, además de pronunciar un diagnóstico y un pronóstico de la enfermedad.

-Anamnesis: Con el examen iridológico se pueden detectar caracteres hereditarios y procedentes de las etapas de la vida orgánica del individuo, como por ejemplo, heridas recibidas, traumatismos, inflamaciones y destrucciones. Se puede tener de forma inmediata una noción precisa referente a las predisposiciones mórbidas del sujeto.

-Diagnóstico: Permite valorar el estado de los órganos en el mismo momento del examen.

-Pronóstico: Permite definir cuáles son las condiciones de menor resistencia del paciente y a, consecuencia de ello, pronosticar cuáles son las probabilidades de contraer cualquier dolencia.




Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024