PATOGENESIA

 

El conjunto de síntomas, que la administración de una sustancia, de modo experimental o tóxico, produce en un individuo sano, se conoce como patogenesia.

Para el análisis de los síntomas, no sólo se consideran los signos físicos, los generales, los funcionales y los etiológicos, además se toman en cuenta los patognomónicos, o signos del comportamiento personal del enfermo que completan los anteriores. Los principales son:

-Las modalidades que se suman a los síntomas físicos y a los generales: Son los que se agravan o mejoran según circunstancias externas, como calor, frío, noche, día, verano, invierno... Pueden ser de ritmos (circadiano, nocturno, diurno...), de ambiente (calor, frío...), de posición (sentado, de pie, acostado...), psíquicos, etc.

-Los signos funcionales subjetivos según la sensibilidad del enfermo, o dicho de otra forma, sus sensaciones subjetivas: sus deseos y aversiones, la lateralidad de los síntomas, la sintomatología sexual, el sueño...

-Los signos etiológicos, pero no de causa infecciosa, sino circunstancial, como miedos o impactos emocionales: factores psicógenos, factores climáticos, influencias alimenticias o tóxicas, traumatismos, etc.



Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024