CAUSAS DE LA ENFERMEDAD

 

Las causas patológicas son múltiples: climáticas, infecciosas, psíquicas, alimentarias, traumáticas, etc.

1. FACTORES CLIMÁTICOS

Son seis: viento, frío, calor, humedad, sequedad y fuego. Cuando hay condiciones climáticas anormales, cambios imprevistos de temperatura, desequilibrios del ritmo estacional, etc. los seis factores pueden causar enfermedad.

-VIENTO: En la clasificación de los cinco elementos corresponde a la primavera.

Es un factor patógeno de tipo Yang, con tendencia a la difusión y al ascenso.

El viento está considerado el primer factor climático y en general acompaña siempre a los otros creando un cuadro etiológico combinado.

-FRÍO: El frío en la clasificación de los cinco elementos corresponde al invierno.

Es necesario distinguir el frío externo y el frío interno. El frío externo proviene del clima, mientras que el interno está producido por una insuficiencia de Yang Qi.

El frío es un factor patógeno de tipo Yin y por eso tiene la capacidad de atacar y destruir el Yang Qi.

El frío puede provocar la solidificación y la estasis. Cuando la estasis de Qi o de sangre es aguda, entonces provoca dolor. El frío provoca retracción y espasmos cuando circula en los meridianos, músculos y el sistema superficial.

-CALOR ESTIVAL: El calor estival en la clasificación de los cinco elementos corresponde al verano.

El calor estival es un factor patógeno de tipo Yang.

Tiene tendencia a ascender, dispersarse y destruir el Qi y los líquidos del organismo. Además, puede causar la pérdida de control del equilibrio psíquico por el corazón.

El calor estival está frecuentemente acompañado por la humedad.

-HUMEDAD: La humedad en la clasificación de los cinco elementos corresponde al fin de verano.

Es necesario distinguir entre la humedad externa de la interna. Mientras que la externa proviene del clima y penetra en el organismo, la interna está producida por un fallo de la función del metabolismo y circulación del bazo. No obstante, los dos tipos de humedad están estrechamente ligados; por ejemplo, un ataque persistente de humedad externa, termina por causar una insuficiencia de bazo que va a producir humedad interna por un fallo de su funconamiento en la fisiología de los líquidos.

La humedad ocasiona pesadez, cuando penetra en el sistema superficial, inhibe el ascenso de los principios inmediatos, crea un desequilibrio entre la sustancia sanguínea y el potencial de defensa superficial y crea estasis en los meridianos y las articulaciones. La humedad produce unas secreciones turbias que pueden localizarse en varios puntos del organismo o pueden ser evacuadas.

La humedad es un factor patógeno de tipo Yin, con la tendencia a crear obstrucción y a destruir el Yang Qi que representa la función orgánica. Asimismo, tiene tendencia a la viscosidad y al estancamiento, lo que se manifiesta en la obstrucción de la evacuación de las diferentes secreciones.

La humedad causa patologías crónicas, rebeldes a tratamientos y recidivantes.

La tendencia de la humedad es el descenso y por eso se encuentra sobre todo en las partes inferiores del organismo.

-SEQUEDAD: La sequedad en la clasificación de los cinco elementos corresponde al otoño.

La sequedad penetra por la boca y por la nariz y va agrediendo a los pulmones y el potencial de defensa superficial.

La sequedad destruye los líquidos del organismo, causando un estado de insuficiencia Yin con disfunción de trofismo.

La sequedad ataca con preferencia a los pulmones y a todo el sistema respiratorio (incluido el sistema superficial y la piel).

-FUEGO (CALOR): El fuego y el calor nacen ambos de un exceso de Yang. Normalmente se utiliza el término fuego para una etiología interna y calor para una etiología externa, aunque otras veces se utilizan indistintamente dependiendo tan solo del grado.

Los seis factores climátios o un estado de agitación psíquico pueden causar el fuego.

El fuego es un factor patógeno de tipo Yang con tendencia a llamear, moverse y a ascender. Por esto, las patologías causadas por fuego son fácilmente localizables a nivel de la cabeza y a nivel mental causando trastornos con delirio.

El fuego destruye el Qi y los líquidos; fiebre aguda con destrucción del Qi y de los líquidos puede llegar a destruir el sistema inmunitario.

El fuego, introduciéndose en el meridiano de hígado, destruyendo los líquidos y causando una falta de trofismo y de aporte nutricional, puede producir viento de hígado.

El fuego puede causar una aceleración de la circulación sanguínea, destrución de los vasos sanguíneos y como consecuencia, producir hemorragias.

Cuando el fuego penetra en la masa sanguínea, provoca una acumulación de sangre y causa en segundo lugar un deterioro de los tejidos satélites que se manifiesta en abscesos, ulceraciones, forúnculos, etc.

Por último, si el fuego ataca al corazón, éste pierde el control del equilibrio psíquico produciendo agitación, ansiedad, coma...

2. FACTORES INFECCIOSOS

Los factores infecciosos casuan patologías infecciosas. Normalmente penetran en el organismo a través de la nariz y la boca, aunque su transmisión depende también de los factores climáticos, ambientales y nutricionales.

3. ETIOLOGÍA PSÍQUICA

Son cinco: cólera, alegría, preocupación, tristeza y miedo o terror.

-CÓLERA. Es un término general que en MTC significa sentimiento de frustración, cólera rechazada, resentimiento e irritación. Los estados de iritabilidad afectan especialmente a la energía del sistema del hígado, pudiendo originar un ascenso de la energía de éste hacia la cabeza y provocando cefaleas, acúfenos, vértigos, rojez sore la cara anterior del cuello, cara roja, sed, lengua roja y gusto amargo en la boca.

-ALEGRÍA. Las emociones en relación con la alegría son fortalecedoras para el cuerpo y la mente, pero un estado de excitación excesiva puede ocasionar una sobreestimulación del sistema del corazón y dar lugar entonces a intranquilidad mental, palpitaciones e isomnio.

-TRISTEZA. Es la emoción ligada al sistema de pulmón. Una tristeza prolongada dispersa el Qi de pulmón. Esta emoción tiene una acción sobre el pulmón cuando se prolonga en el tiempo.

-PREOCUPACIÓN. Es el resultado de pensar, estudiar demasiado o trabajar mucho intelectualmente. Esto genera una debilidad en el bazo y provoca fatigas, pérdida de apetito y heces blandas. Es una causa de enfermedad muy frecuente en nuestra sociedad actual.

-MIEDO. El exceso de miedo da lugar a desequilibrio en el sistema energético del riñón y esto genera a su vez, una falta de solidez energética. En los niños, el miedo hace descender el Qi, lo que provoca enuresis nocturna; mientras que en los adultos produce alteraciones que se acompañan de una sensación de calor en la cara, transpiraciones nocturnas, palpitaciones y sequedad de garganta y boca.

4. ETIOLOGÍA ALIMENTARIA

La insuficiencia alimentaria provoca una insuficiencia de Qi y de sangre en el organismo, con la aparición de su patología respectiva, y al mismo tiempo una debilidad inmunitaria consecuente.

El exceso de alimento perjudican la función de absorción y distribución del bazo y estómago creando retardo del peristaltismo que se transforma en calor con la sintomatología correspondiente. Cuando este mecanismo se repite a largo plazo, se puede observar una repercusión sobre las funciones del bazo y estómago que se debilitan progresivamente hasta una insuficiencia crónica.

La ingestión de alimentos contaminados, sucios, podridos o tóxicos provocan reacciones violentas del tracto digestivo como vómito o diarrea. La higiene alimentaria es muy importante especialmente para prevenir la ingestión de parásitos digestivos que pueden crear transtornos graves difíciles de tratar.

5. ESTRÉS Y CANSANCIO

El agotamiento es un factor etiológico que no es de menor importancia. Su causas son:

-El exceso de trabajo físico es un facto de destrucción del Qi. Si esta destrucción se prolonga durante mucho tiempo, el Qi se queda deficiente lo que se manifiesta en astenia y adelgazamiento. Por otro lado la posición de pie, por mucho rato, repercute sobre el sistema óseo, mientras que la de sentada repercute sobre el sistema tendino-muscular.

-El exceso de trabajo intelectual es un factor de destrucción del corazón, de la sangre y del Qi de bazo lo que se manifiesta en palpitaciones, trastornos de la memoria, insomnio, sensación de sueño molestado por numerosos ensueños, anorexia, congestón abdominal, diarea.

-El exceso de calma, descanso y distracción crea a largo plazo éstasis de Qi y sangre con disminución de la actividad del bazo y estómago lo que se manifiesta en anorexia, astenia, espíritu taciturno, pérdida de la fuerza muscular de los miembros, obesidad, edema. El decúbito prolongado es nocivo para el Qi.



Últimas noticias


Aparato locomotor











Resolución recomendada:
1280x1024